fbpx
no te deshidratas

Por qué no te deshidratas mientras duermes.

Puedes dormir tranquilo sin temor, pues mientras lo haces, ten por seguro que no te deshidratas. El cuerpo humano es una máquina casi perfecta, que funciona fruto de un engranaje que encaja a la perfección y que se autorregula en función de sus necesidades.

El papel del agua y por qué no te deshidratas

El agua tiene un importante papel en el funcionamiento del cuerpo ya que entre otras cosas es el medio en el que se disuelven todas  las sustancias corporales, como la sangre, las secreciones, etc. Otra función que no podemos obviar es la termo-reguladora ya que gracias al agua,  se mantiene la temperatura corporal adecuada a través de mecanismos que conocemos, como por ejemplo, la sudoración. También es importante destacar que se encarga de lubricar articulaciones y otros tejidos.

Por eso, es importante tomar agua a menudo, como lo hemos recomendado en otros artículos.

 Pero, ¿qué pasa durante las horas que dormimos y no bebemos? ¿Por qué no nos deshidratamos? Eso es lo que se preguntaron en su día los investigadores del Centro de Salud de la Universidad McGill en Quebec (Canadá). Los resultados de la investigación demuestran que el cuerpo, al regular sus contenidos de agua, desarrolla funcionalidades para poder administrar en caso de urgencia los niveles de hidratación, por ejemplo en caso de una hemorragia. Este sistema es el mismo que se pone en marcha cada noche en nuestro organismo y que permite que no nos deshidratemos. 

En concreto cuando la cantidad de agua en sangre es baja,  el centro de la sed se estimula. Y hasta que el equilibrio se restablece, unas células llamadas osmosensoriales ordenan la liberación por el hipotálamo de vasopresina, una hormona antidiurética que da orden al cuerpo de retener todo el líquido posible. 

Este reloj interno induce un aumento considerable los niveles de vasopresina. Esto hace que retengamos suficiente agua e impide que nos deshidratemos en el tiempo de descanso sin necesidad de beber.

Lo que no hay que olvidar, es tomar mucha agua durante el día, para que cuando duermas, estés lo suficientemente hidratado para descansar bien. Un mínimo de 8 vasos al día es lo ideal para mantener tu salud en óptimas condiciones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *