fbpx

Ahora que comienza  la llegada del buen tiempo, la preocupación por el cuerpo se hace más visible. La primavera y el verano son épocas de lucir nuestros trajes de baño y adelgazar es una prioridad. En ocasiones se sigue una alimentación equilibrada a lo largo de todo el año, acompañada de un poco de deporte diario. Sin embargo, muchas personas en estos momentos se encuentran haciendo dieta o cuidándose un poco más por las próximas vacaciones.

Consejos para adelgazar

Tanto para unos como para otros, hay recordar que una buena hidratación es básica para cualquier persona y en cualquier dietaEl agua es esencial para la hidratación de nuestro cuerpo ya que el elemento más destacado del cuerpo humano. Como ya hemos hablado,  representa alrededor de dos tercios del peso corporal del hombre y aproximadamente el 50% del de la mujer.

Debemos tener en cuenta,  que la necesidad de hidratación depende de las necesidades de agua. Estas son variables para cada persona en función de diferentes condiciones: la actividad física que el individuo realice, las condiciones climáticas, el sexo del individuo, la edad, el tipo de alimentación y los problemas de salud que la persona, etc.

La conclusión es que hay que beber agua. Por lo que a continuación te damos algunos trucos relacionados con el agua y que pueden ayudarte a adelgazar.

Normalmente, un gran vaso de agua fría antes de comer ayuda a controlar el apetito. Esto es debido a que, en ocasiones, el cuerpo no distingue entre hambre o sed y por eso, si no tomas una cantidad de agua suficiente, las ganas de comer puede ir en aumento. Bebe y disfruta un buen vaso de agua al que puedes agregar unas rodajas de limón, naranja, pepino o toronja. También es muy rica con los trocitos de la fruta de tu preferencia, eso si, sin azúcar.

Así se explica, por ejemplo que, si uno no está consumiendo los litros de agua suficientes a lo largo del día,  aparezca sensación de hambre. Comprobarás que, al beber, el hambre desaparece y uno se encuentre más saciado. Así se evita que comas más de lo que realmente necesitas.

Un estudio clínico, de hecho, ha confirmado con una investigación de campo que las personas que ingieren dos vasos de agua antes de comer pierden unos 2,5 kilos más, durante una dieta, a lo largo de tres meses, que otras personas que también están sometidos a una dieta pero sin embargo no beben esa cantidad de agua antes de comer.

Asimismo, es necesario recordar que la ingesta de bebidas edulcoradas, no es sustitutivo del agua en este caso, ya que suelen contener gran cantidad de calorías.

Te animamos a practicar este truco tan saludable. Nos encantaría que nos comentaras los resultados.   


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *