Sabemos que el agua ayuda a nuestro organismo a la hora de transportar nutrientes por todo nuestro cuerpo. Además ayuda a concentrarnos, a mejorar nuestra digestión y es un aliado sano y puro en nuestra dieta. Ahora te vamos a contar acerca de la relación entre el agua y tu sonrisa.

¿Cómo es la relación entre el agua y tu sonrisa?

Recientes estudios han demostrado que el agua también ayuda a cuidar nuestra sonrisa. Según un estudio publicado en el US National Library of Medicine,  el agua mineral es una de las bebidas que menos erosionan los dientes. La investigación ha demostrado que, otras bebidas tienen elementos que dañan los dientes con las sustancias que contienen. En cambio el agua es benéfica para nuestra dentadura.

Para realizar el estudio se usaron varias gamas de agua mineral, tanto con gas como sin él, y otras bebidas como el vino y el café. Su impacto erosivo se comprobaba en dientes humanos. Los resultados de las pruebas de erosión ofrecieron resultados muy bajos para las aguas con gas, y más reducidos todavía para las que no tienen gas. 

Este estudio concluye, además, que la carbonatación de las bebidas no es por si el mayor factor de erosión de la dentadura. 

Por lo tanto, las aguas minerales se constituyen una vez más como alternativa sana y segura respecto a otras bebidas, cuya acidez, en este caso, influye en los procesos de desgaste de la superficie del diente.

Además al beber agua con frecuencia, tu aliento se refresca pues se eliminan las bacterias que se alojan entre los dientes. Esto no sustituye al lavado de los dientes, pero ayuda.

 Ya se sabe que la sonrisa es un lenguaje universal y que muchas veces es la mejor carta de presentación que tenemos. Démosle lo mejor para cuidarla. Te recomendamos beber por lo menos dos litros de agua natural y acompañar las comidas con agua mineral con gas y visitar a tu dentista cada 6 meses.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *